¿Cómo gestionar las propiedades de un difunto? - Blog de Online Gestoria
¿Cómo gestionar las propiedades de un difunto?

¿Cómo gestionar las propiedades de un difunto?

Pasar una noche en una casa encantada para heredarla es una prueba sin importancia comparada con el infierno que puede suponer el papeleo tras la muerte de su propietario. En esta ocasión nos vamos a aventurar por zonas desconocidas, que van más allá de los trámites habituales para heredar una propiedad, que te recordamos que son los siguientes:

    • Averiguar si el fallecido dejó testamento: para esto, hay que pedir el certificado de últimas voluntades, a los 15 días de la muerte. Así sabrás el nombre del notario responsable del testamento.
    • Obtener el testamento o hacer una declaración de herederos:
    • Liquidar los impuestos vinculados a la herencia:
      • Si se ha aceptado la herencia, hay que liquidar el impuesto de sucesiones en el plazo de seis meses.

 

La trampa del impuesto de sucesiones 

En este último paso es cuando podemos caer en una trampa. Para ahorrarnos un poco de dinero y pagar menos en el impuesto de sucesiones, declaramos un valor real del inmueble algo más bajo del que el que tiene en realidad.  

Pero cuando un tiempo más tarde queramos vender ese mismo inmueble, tendremos una ganancia patrimonial más grande, con lo que tendremos que pagar más de IRPF y más plusvalía municipal. ¡Horror!

Sí, así es, incluso puedes acabar pagando más de lo que te ahorraste en el impuesto de sucesiones, con lo que tu pequeña treta no te servirá de nada. El fantasma de los impuestos siempre vuelve.

Si no quieres caer en esta trampa, averigua lo que vale la finca y usa esta cifra como valor real del inmueble a declarar en el impuesto de sucesiones. Si es mucho problema existen profesional del área de derecho de sucesiones y herencia que pueden ayudarte.

En Online Gestoría somos tu compañero fiel en tus periplos por la administración y te ayudamos a vencer muchas de las dificultades que tendrás al gestionar una herencia. Con Online Gestoría no hay truco y sí trato. 

 

Colaboradores:

 

 

se ha añadido a tu lista de deseos.

Continuar comprando Mis listas de deseos