¿Cómo ser tu propia wedding planner?

¿Cómo ser tu propia wedding planner?

Si quieres una boda de revista, de la que todo el mundo hable, en la que cada detalle sorprenda a los invitados y en la que todo sea absolutamente adorable tienes dos opciones. La una es contratar a una wedding planner y la segunda es hacerlo tú.

Es cierto que los organizadores de bodas profesionales tienen más experiencia y contactos pero también que hay que pagarlos. Además, al planificar tú misma la boda puedes dar tu toque personal y sentirte orgullosa de ello.   

Queremos compartir algunos trucos con los que te vas a compartir en una auténtica wedding planner:

    • Líbrate del papeleo: las gestiones de la boda son lo más tedioso, la parte menos creativa de preparar una boda, por lo que te recomendamos el Pack Boda de Online Gestoría, con el que te ahorrarás visitas al Registro Civil o a la parroquia y ganarás tiempo para organizar la boda.
    • Elige un tema o estilo para la boda: esto es básico para crear una atmosfera coherente en que todos los detalles armonicen y te será útil a la hora de tomar decisiones. También te puede ser útil pensar en los colores que quieres que estén presentes en la decoración, flores, etc. 
    • Ten en mente el número de invitados: es clave saber cuánta gente va a ir a la boda, no solo para la recepción, también a la hora de preparar obsequios u otros detalles para tus invitados. Otros números a tener muy presentes son los de vuestro presupuesto para la boda.
    • Recopila ideas: para innovar no hay nada mejor que inspirarse por lo que han hecho los demás, así que guarda todo aquello que te guste de las revistas de bodas, blogs, etc. Eso sí, quédate solo con lo que concuerde con tu tema y esté dentro de tu presupuesto.
    • Ten una agenda de la boda: cerrar asuntos con el tiempo de antelación suficiente es fundamental, así que tener una agenda te va a ayudar mucho. Reserva tiempo para visitar emplazamientos, probarte vestidos de novia, hablar con profesionales como el fotógrafo o el DJ, etc.
    • Pregunta todas tus dudas: antes de cerrar nada, no te quedes con dudas y pregúntalo todo. Por ejemplo, hay lugares que tienen a sus propios proveedores, es decir que trabajan con un fotógrafo o un catering determinado, lo que no siempre te puede interesar. Pide siempre varios presupuestos detallados para no encontrarte con sorpresas desagradables.
    • Déjate ayudar: preparar una boda exige mucho trabajo, así que deja que tus amigos y familiares te echen una mano; pueden darte buenas ideas y sobretodo de darán mucho apoyo moral. Y recuerda que nosotros te ayudamos con el Pack Boda y los papeles.

Estamos convencidos de que el resultado de haber organizado tú misma la boda valdrá mucho la pena. Si quieres ser tu propia wedding planner, no lo dudes y hazlo.  

27/05/2016 Registro Civil 2400

se ha añadido a tu lista de deseos.

Continuar comprando Mis listas de deseos