¿En qué casos puedo echar el inquilino antes del fin del contrato?

¿En qué casos puedo echar el inquilino antes del fin del contrato?

Cuando se alquila un piso, se firma un contrato entre el casero y el inquilino donde se exponen una serie de derechos y obligaciones que deben aceptar ambas partes. Se trata de unas condiciones que, en caso de incumplimiento, podrían llevar a la suspensión del contrato.

Si has alquilado tu vivienda y quieres echar al inquilino, pero aún no ha finalizado el contrato pactado, debes saber que, aún y así, puedes echarlo.

Existen diversos motivos por los que se puede dar por finalizado el contrato antes de tiempo.

A continuación te exponemos algunos casos:

    • Impago de alquiler o de la fianza: Según la Ley de Arrendamientos Urbanos, el arrendador y arrendatario pueden pactar el número de mensualidades impagadas que lleven a la finalización del contrato.

En caso de producirse impagos, como arrendador deberás comunicar al inquilino la cantidad que debe y el plazo que tiene para pagar.

    • Subarrendamiento de la vivienda. Para que un inquilino pueda subarrendar una vivienda o alguna de las habitaciones de ésta, debe estar plasmado en el contrato de alquiler.

Si como arrendador no quieres que tus arrendatarios subalquilen alguna parte de tu vivienda, deberás especificar la prohibición en el contrato.

Si permites a tu inquilino subarrendar alguna parte del inmueble, la cantidad que perciba éste no puede superar el precio del alquiler.

    • Obras no consentidas o daños en la vivienda. El arrendatario no podrá realizar obras que modifiquen la vivienda a menos que tú, como propietario, lo consientas a través de un escrito.
    • Llevar a cabo actividades molestas, peligrosas o ilícitas en la vivienda. En este punto también incluiríamos el uso diferente a vivienda, es decir, por ejemplo, la utilización del inmueble para llevar a cabo otro tipo de actividades como las empresariales. 
    • Que la vivienda no sea la habitual y permanente del arrendatario.
    • Tener animales en la vivienda puede constituir un motivo por el que rescindir el contrato de alquiler.
    • Si como propietario de la vivienda, la necesitas. Puedes recuperar tu inmueble siempre y cuando se convierta en tu vivienda permanente o para algunos de tus familiares en primer grado de consanguinidad, o por adopción o para el cónyuge en caso de separación, divorcio o nulidad matrimonial.

Para poder realizar la finalización de contrato por este motivo, deberá haber pasado un año.

Debes saber que, si como propietario de la vivienda falleces, en principio, no habría afectación ninguna a la vigencia del contrato. Distinto sería si fueras usufructuario. En este caso, el contrato finalizaría.

Si tienes dudas sobre un caso particular y sobre si puedes echar a alguno de tus inquilinos antes de la finalización del contrato, en Online Gestoría te ayudamos a resolverlo a través de la consulta civil.

27/06/2017 Consultas online 2508

se ha añadido a tu lista de deseos.

Continuar comprando Mis listas de deseos